Don Contacto » Noticias de Don Contacto » El punto de equilibrio empresarial. El beneficio cero.

El punto de equilibrio empresarial. El beneficio cero.

¿Aún no has oído hablar del famoso beneficio cero? Por fin has logrado montar tu empresa, las cosas están fluyendo de maravilla, pero debes estar alerta para mantener el equilibrio entre ganancias y deudas. Existe una manera muy sencilla para determinar el número de ventas que necesitas para tu empresa de beneficios. Conocer tu punto de equilibrio. Si no sabes de qué estamos hablando, sigue leyendo y descubre todo lo que tienes que saber para conocer tu punto de equilibrio empresarial y hallar beneficio cero.

Todos sabemos que para poder iniciar un negocio debemos invertir una cierta cantidad de dinero. Es uno de los principios básicos de cualquier actividad empresarial. Lógicamente, los gastos iniciales pueden variar en función de la envergadura del negocio.

El punto de equilibrio empresarial se relaciona de forma íntima con el capital inicial que inviertes cuando tu empresa empieza a desarrollar sus actividades. Las empresas industriales por lo general requieren una inversión mayor debido a las actividades que lleva a cabo, como las investigaciones y los materiales que necesitan, como la maquinaria.

Cómo hallar el punto de equilibrio empresarial

Por otra parte,en el caso de un autónomo, el cual ofrece sus servicios a otras organizaciones, tardaría menos tiempo en alcanzar el punto de equilibrio o el beneficio cero. Esto debido a que la inversión que necesitará inicialmente será menor.

Esta introducción te ayudará a entender un poco más de qué va este tema. Asimismo, te permitirá comprender la importancia de alcanzar el punto de equilibrio en tu negocio. De igual manera, a continuación vamos a explicar con todo lujo de detalles este concepto para que no te queden dudas al respecto.

¿Qué es el punto de equilibrio empresarial?

Ahora que ya has leído esta introducción, es momento de saber qué es el punto de equilibrio. Este concepto hace referencia al momento en que la empresa se encuentra en equilibrio entre ganancias y gastos.

En otras palabras, en ese momento la empresa no gana ni pierde dinero, se encuentra en equilibrio. Estar por debajo de este punto implica pérdidas en la empresa y, por el contrario, estar por encima de este punto indica que tu empresa está teniendo beneficios. A partir de este momento, aumentar tus ventas generará ganancias, mientras que reducirlas producirá pérdidas.

Por lo tanto, podemos decir que esta fase es vital en el desarrollo de una empresa, así que debes prestar mucha atención a la misma. Como podrás imaginar, para poder realizar las inversiones al momento de empezar tus actividades, necesitarás financiación.

Esta financiación la podrás conseguir acudiendo a diversas entidades como inversores, bancos, entidades financieras, entre otros. Esto te permitirá tener por adelantado dinero para empezar, el cual deberás devolver luego.

Dichos préstamos abarrotan las cuentas de la compañía, lo que dificulta alcanzar el punto muerto aunque la compañía esté teniendo un desarrollo favorable. Ingresar más dinero del que gastas, implica que has superado este punto.

Conceptos asociados al punto de equilibrio empresarial

Para que puedas conocer un poco más del punto de equilibrio, es importante que manejes algunos conceptos que te acompañarán a lo largo de tu vida empresarial. Estos conceptos son el coste fijo y el coste variable.

  • Coste fijo. Estos gastos no varían, es decir, se mantienen en el tiempo sin importar los resultados que haya producido la empresa. Entre ellos se incluyen factores como salarios, gastos de telefonía, agua, luz, alquiler del local donde se ubica la empresa, planes de beneficios para los trabajadores, publicidad, licencias, conexión a internet, entre otros.
  • Coste variable. A diferencia de los costes fijos, estos varían en función al nivel de ventas. El incremento de los mismos está relacionado con el tipo de actividad que desarrolle el negocio. Algunos de estos gastos variables pueden ser: el combustible, la mano de obra, las llamadas telefónicas, los útiles de oficina, los gastos en viajes, alquileres de transportes o mensajería, entre otros.

Punto de equilibrio economía

 

 

De esta manera, cuando los ingresos de tu empresa se igualan a la totalidad de tus gastos, podemos decir que tu empresa ha alcanzado el punto muerto. Esto se debe a que los beneficios que obtienes de la actividad que desarrolla la empresa te permiten pagar los gastos que requieras. Estarías en lo que se llama beneficio cero.

Cabe destacar que algunos de tus gastos pueden ser tanto fijos como variables. Un ejemplo de esto podría ser el consumo eléctrico. Es posible que tengas contratada una cuota fija para mantener tus instalaciones iluminadas y en funcionamiento pero que, al mismo tiempo, necesites consumir más energía para para fabricar tus productos, lo que sería un coste variable.

Otro elemento que debes tener en cuenta al momento de calcular el punto de equilibrio es que, cuando se trata de empresas que realizan sus propios productos, los costes variables hacen referencia a las unidades que se venden, no a las que se encuentran en inventario.

¿Por qué calcular el punto de equilibrio?

Calcular el punto de equilibrio es bastante importante para el bienestar de tu empresa debido a que te permite no sólo planificar sino también llevar a cabo las actividades de tu empresa.

Entender de forma clara y precisa la cantidad de ventas que necesitas para cubrir la totalidad de tus costes, te ayudará a saber cuántas unidades tendrás que producir, si llegase a tratarse de una empresa que produce o compra productos para su venta posterior. En el caso de las empresas de servicios, este punto te indicará cuántas horas deberás trabajar para cubrir los gastos totales.

Cálculo del punto de equilibrio

Quieres que tu empresa obtenga beneficios, ¿verdad? Para poder lograr esto de forma exitosa, debes establecer un precio de venta del producto superior al de compra o producción. Si te gustaría saber el margen que posee la empresa con respecto a ambos precios, deberás restar el precio de la venta de los productos al coste variable de los mismos.

Una vez obtenido este margen, podrás calcular el punto cero, que se obtiene al dividir los costes fijos entre el margen que posee la empresa para la totalidad de los productos. El resultado obtenido te proporcionará la cifra de tu beneficio cero.

Si ingresas dinero por debajo de esta cantidad, estarás teniendo pérdidas. En cambio, si tus ingresos se encuentran por encima, estarás ganando con tu empresa.

Punto de equilibrio de una empresa

 

Ventajas del punto de equilibrio

Conocer tu punto de equilibrio te brindará algunos beneficios:

  • Te permite obtener información sobre los posibles riesgos procedentes de las variaciones en los niveles de producción.
  • Te ayuda a tener una visión clara del efecto que tienen los aumentos en los costes fijos.
  • Es útil en el momento de establecer cambios en los beneficios ante cualquier variación de precios y costes.

Limitaciones del punto de equilibrio

Aunque el punto muerto posee algunas ventajas, presenta algunas limitaciones que es importante que tengas en cuenta:

  • La fabricación y las ventas por lo general no son procesos simultáneos. El retraso de uno en cuanto al otro tiene incidencias en el nivel de existencias.
  • La magnitud de los productos que se venden, no es independiente de los precios de venta.
  • Los gastos variables pueden ir cambiando en mayor medida que el incremento proporcional de producción.
  • En caso de que tu catálogo de producción sea muy extenso, es probable que los costes fijos no se mantengan constantes y aumenten.

¡Ahora sabes un poco más sobre las actividades que se desarrollan en las empresas! Aprovecha toda esta información para hallar tu punto de equilibrio empresarial y sacar provecho del beneficio cero.

Comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *