Don Contacto » Noticias de Don Contacto » 17 errores graves al crear tu empresa

17 errores graves al crear tu empresa

¿Decidiste ser emprendedor? en DonContacto queremos ayudarte y, por eso te contamos 17 errores muy recurrentes en los que no debes caer.

No elegir al socio adecuado para el negocio

Es bien sabido que entre familiares y amigos se suelen comentar las ideas, y estas mismas en un futuro no muy lejano se llegan a  convertir en ideas de negocio. Un error muy común es hacer de los amigos y familiares los socios, ya que aunque algunos pueden ser capaces, el ideal es elegir a una persona por sus capacidades y no por las experiencias positivas compartidas.

Dirigirse a un nicho demasiado pequeño

Aunque parezca una oferta tentativa, es un gran error ya que por más que desees entrar a trabajar en un nicho pequeño, puede que mientras crezcas te brinde lo que necesites, el dinero necesario; sin embargo, cuando tu negocio crezca el nicho no lo hará, es por ello que se deben elegir nichos que crezcan a la par del crecimiento de la empresa.

Escuchar consejos de inexpertos

Al iniciar con un proyecto emprendedor te mostrarán muchas experiencias, la mayoría de sueños fallidos que te invitarán a seguir sus consejos, pero solo se deben acatar las experiencias de aquellos que realmente tienen conocimientos sobre crear empresa; es por ello que, lo mejor es escuchar una sola voz y encontrar una maestro que ayude a guiar los pasos, para lograr crecer como emprendedor.

No tener un plan B

En los primeros años de creación y constitución de una empresa, lo mejor es no dejar nada al azar para que los imprevistos no destruyan tu negocio. Es por ello que, para todo lo que se haga haya un plan secundario por si el principal falla, una reserva para los momentos de dificultades que permitan salvar y superar las adversidades.

Pensar que hacer empresa es una actividad de medio tiempo

Se debe de tomar en serio el emprendimiento, ya que esta actividad requiere esfuerzo, tiempo y, en muchos casos, sacrificios de momentos de ocio, entre otros; por ello, si se espera construir una empresa con medios tiempos de trabajo, el tiempo que le llevará crecer será demasiado largo o puede que en la mayoría de los casos fracase.

No vender lo que el público espera

Un error es creer que todas las personas aceptaran mi idea tal cual se ha creado, sin variantes ni personalizaciones ya que es lo que al emprendedor apasiona. Esto es un gran error, ya que todas las personas son diferentes y aunque les guste de base un producto siempre es mejor darle a los clientes lo que les agrada a cada uno en particular y no priorizar los intereses del emprendedor.

No preparar un plan de negocios

Un plan de negocio es una herramienta fundamental que le permite al emprendedor organizarse, encontrar fortalezas, descubrir debilidades, ponerse tiempos y completar lo faltante, además es una carta de presentación para posibles inversionistas; es por esto y más razones, que un plan de negocio es un punto que no se debe tomar a la ligera.

No pedir ayuda

El ser humano es sociable por naturaleza, y por esa misma naturaleza que necesitamos ayuda de los demás para poder evolucionar y crecer. De esta manera, en cualquier momento de dificultad o duda se debe pedir ayuda, no para dejar ver debilidades o por miedo a que se roben las ideas,sino para liberarse de la tensión que un proyecto emprendedor puede suponer.

 

No continuar formándose

Las empresas van creciendo y con ellas sus dueños y trabajadores, es por ello que por más que el negocio sea fructífero siempre se debe estar en constante actualización de conocimientos,  porque el mundo y sus normas son cambiantes, así que el empresario debe estar a la vanguardia de la información.

Desconocimiento legal

El desconocimiento de las leyes no es causa de exoneración de sanciones, es por esta razón que si se desconoce de las leyes que aplican a cada empresa y actividad comercial, se debe de investigar y solicitar asesoría para cumplir con las normas, ya que es responsabilidad de los empresario y emprendedores averiguar lo concerniente a su empresa, incluyendo las normas legales.

No ser conscientes de los ingresos

Si no se lleva un control de los ingresos y los gastos, esto puede ocasionar que se empiecen a generar más gastos que ingresos existentes hasta llegar un punto en que por más dinero que llegue no será suficiente para solventar las deudas y los gastos acumulados, y esto poco a poco llevará a la idea del emprendimiento a la quiebra.

Esperar que el crecimiento sea rápido

Es normal esperar que las empresas e ideas de negocios crezcan rápido, pero ese no debe ser el ideal ya que lo que hará que una empresa perdure en el tiempo, será un negocio sostenible, más no uno que crezca rápido y así mismo decaiga, es por ello que se debe concentra toda la energía en que la idea de negocio y el crecimiento de la empresa aunque sean lentos, se puedan mantener a largo plazo.

Olvidar que la competencia existe

Por más que se aprenda de la competencia más cercanas, y que esta información ayude a mejorar la empresa propia, nunca se debe olvidar que una competencia es eso; es por ello, que se debe estar atento y a la vanguardia de las oportunidades de negocios.

No hacer un equipo

Por más que el emprendedor de la empresa desee supervisar y realizar todas las funciones, esto nunca será fructífero si permite que el personal contratado y capacitado para ello realice las funciones, una empresa es un equipo de trabajo donde todos trabajan por un mismo fin.

No destinar presupuesto para un plan de marketing

El marketing de una empresa permite que sus ideales y objetivos se vean reflejados en la imagen, colores, slogan que serán los símbolos por cuales los clientes los reconocerán, y si no se invierte el presupuesto y el tiempo necesario para la imagen corporativa, será muy complicado ser reconocidos.

Incapacidad para afrontar el cambio

Muchas veces, las mejores ideas se desvanecen porque sus creadores no cuentan con las habilidades para afrontar el cambio, los riesgos y las adversidades, cuando en muchos casos estos mismos son los que hacen que las ideas evolucionen.

El error más grave es no emprender

No se pierde nada con intentar hacer realidad las ideas, pero si no se intenta se perderán de la oportunidad de no saber qué habría sucedido si en algún momento se hubiera intentado, así que no lo pienses más y comienza ahora.

Comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *