Don Contacto » Noticias de Don Contacto » ¿Cómo determinar el precio de venta de tus productos o servicios?

¿Cómo determinar el precio de venta de tus productos o servicios?

Establecer el precio de venta de productos o servicios de nuestra empresa no siempre resulta ser un trabajo sencillo. En el proceso entran en juego una serie de elementos de vital importancia y ninguno de ellos se puede descuidar.

En principio, debes evaluar los gastos de producción, distribución y comercialización, dependiendo del tipo de producto o servicio que ofrezcas. También será necesario que consideres los tipos de gastos, bien sean fijos o variables, para que cada producto o servicio lleve el precio justo que permita ampliar los horizontes de tu empresa.

A continuación, te sugerimos que tomes en cuenta los siguientes gastos que debes cubrir de manera obligatoria:

  • Costo del producto o servicio: Aquí será necesario evaluar la inversión, de manera individualizada, de cada producto o servicio, a fin de no presupuestar menos para la inversión.
  • Marketing: Necesitarás de esta herramienta para dar a conocer tu empresa y será una gran ayuda para captar clientes.
  • Entregas a domicilio: La operatividad de una entrega eficiente será un punto a tu favor que marcará la diferencia con la competencia.

Gastos fijos

Entre los gastos fijos se encuentran todos aquellos que son ineludibles y que, además, son necesarios para la operatividad de nuestro producto o servicio. Aún cuando surjan gastos adicionales, primero debes cumplir con estos. Algunos de ellos son:

  • Alquiler de local: Permitirá la estabilidad del negocio o servicio al ser ubicable para el cliente.
  • Pago de nómina: Resulta una obligación para mantener una empresa. Este pago se realizará conforme a la ley donde opere la institución. Se debe evitar los retrasos en los pagos, ya que generan descontento en los empleados.
  • Servicios: No se puede descuidar el pago de servicios del local, como agua, luz, teléfono, gas, Internet, entre otros.
  • Vehículo: Permite el traslado de los productos o maquinarias de manera segura, por lo que debe estar en buenas condiciones.
  • Pago de aseguradora: No se puede prescindir de este servicio porque es la garantía y el respaldo de una empresa. Te ayudará a siempre brindar el mejor servicio o producto a tus clientes.

Gastos variables

Los gastos variables son aquellos que se generan como consecuencia de otros gastos o introducen un valor adicional. Por ejemplo, si los empleados han tenido que trabajar días u horas extras, se generará un pago variable. También, si en los gastos fijos tenemos el uso del teléfono y durante un mes fue mayor, el recibo tendrá un costo más elevado, lo que generará otro gasto no presupuestado.

Es importante destacar que los gastos variables no son menos importantes que los fijos, porque, de igual manera, deben ser cancelados para asegurar la operatividad de nuestro negocio o servicio. Además, pueden ser vistos como oportunidades de expansión o crecimiento de la empresa.

Analizar a la competencia

Antes de analizar a la competencia es necesario que revises los beneficios y aportes que da tu producto o servicio. También debes tomar en cuenta si estás invirtiendo en ellos la materia prima o herramientas de mayor calidad.

Luego de terminar este paso, es momento de revisar en la competencia los precios y, sobre todo, en qué se diferencia tu producto o servicio de los que ellos ofrecen.

En este punto, visualiza las características de tu producto o servicio que marcarán la diferencia entre lo que ofreces y lo que tiene la competencia. De esta manera, podrás darle el valor monetario que se ajuste al mercado y a la rentabilidad de tu negocio.

Apreciar nuestro valor agregado

El valor agregado tiene que ver con el aporte o innovación que tiene el producto o servicio que vas a ofrecer. Se refiere a todo aquello que lo hace distinto a lo conocido, por lo que tiene mayor valor.

En este sentido, debes enfocarte en resaltar todos aquellos beneficios que hacen atractivo el consumo de tu producto o servicio. La clientela también podrá evaluar si tu producto ofrece calidad y están dispuesto a pagar por él.

¿Cómo calcular el precio del producto o servicio?

Existen algunas sugerencias que serán de utilidad al momento de calcular el precio de tu producto o servicio. Primero, debes determinar cuánto será el margen de ganancia porcentual. Por ejemplo, si el producto o servicio tienen un valor de 500€ y el porcentaje de ganancia es de un 30%, entonces aplica la siguiente fórmula:

Precio = Coste * (1 , %margen)

Precio = 500*(1,30) = 650 €

Otra forma de calcular el precio del producto es el método de utilidad bruta. Este consiste, al igual que el método anterior, en identificar el margen de ganancia. Suponiendo que es el 30%, se procede a multiplicar y después a sumar dicho porcentaje por el coste del producto. Por ejemplo, si un producto cuesta 2000€ tendremos:

Precio= Coste*30%+Coste

Precio= 2000*0.30= 600+2000= 2600

Precios de productos sustitutos

Al momento de establecer los precios de los productos o servicios, respetando el margen de ganancia, debemos cuidar el proceso de reposición de los mismos. Esto garantizará la rentabilidad de tu negocio.

Al reponer el inventario debemos utilizar los productos que ofrezcan la misma calidad que los anteriores. De lo contrario, corres el riesgo de que tu empresa desmejore y los clientes acudan a la competencia.

La idea es introducir productos innovadores que permitan enriquecer la empresa y ofrecer cada día mejores servicios a la clientela. De esta manera, se gana la confianza y credibilidad.

Precios llamativos

Puedes manejar diversas estrategias para llamar la atención de tu clientela. Sin embargo, debes ser muy cuidadoso al ofrecer descuentos, pues si los precios son muy bajos en comparación con la competencia, tus clientes pueden dudar de su calidad. También si los precios son exagerados y tus productos ofrecen lo mismo que la competencia, te arriesgas a perder clientes.

Es por ello que debe haber un equilibrio que permita hacer atractivos tus productos o servicios a la clientela y hacer énfasis en las bondades, como la calidad de cada uno de los productos. En ocasiones, puedes brindar ofertas especiales que harán más atractivos tus productos o servicios, respetando el margen de ganancia que no se puede descuidar.

Por último, te recomendamos que los precios, en lugar de ser números enteros, contengan decimales. Por ejemplo, si se establece que el precio del producto o servicio es de 1500€, sería más atractivo colocar 1499,99 €. De esta manera, el cliente tendrá la sensación de que el precio es más bajo.

Criterios para colocar los precios

Si bien es cierto que existen recomendaciones de cómo establecer los precios de los servicios y productos, es el emprendedor quien debe analizar detalladamente cada elemento o servicio y determinar el precio justo. Además, debe tomar en cuenta el análisis de la competencia y el valor agregado para, finalmente, establecer de manera responsable el precio final del producto o servicio.

No debes olvidar que el margen de ganancia es de suma importancia para la rentabilidad de tu negocio, es este quien permitirá que tu empresa se mantenga a flote. Pero también debes ser muy cuidadoso al realizar estos cálculos para que se ajusten a tus clientes y, a su vez, puedan competir en el mercado.

En DonContacto te ayudamos a encontrar clientes nuevos y a hacer crecer tu negocio. Continúa leyéndonos para que conozcas más sobre el mundo de los negocios y el emprendimiento.

Comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *