DonContacto » Noticias de Don Contacto » ¿Qué es el punto muerto o umbral de rentabilidad en tu plan de marketing?

¿Qué es el punto muerto o umbral de rentabilidad en tu plan de marketing?

¿Qué es el umbral de rentabilidad o punto muerto?

El umbral de rentabilidad o punto muerto hace referencia al espacio de tiempo en el cual las empresas, en su gran mayoría pequeñas y medianas, empiezan un periodo en el cual no ganan dinero pero tampoco lo pierden. Esto hace referencia a que empiezan a obtener, en dinero o en unidades de producto, la retribución de lo gastado para comenzar el negocio, entonces es cuando la misma empresa empieza a devolver lo que ha invertido.

Es un periodo de tiempo estable para el negocio ya que las ventajas que se empiezan a obtener son que la misma empresa comience a producir lo necesario como para que regrese lo que se invirtió, se mantenga a sí misma y finalmente genere las ganancias esperadas.

¿Qué es la rentabilidad económica en una empresa?

Esta rentabilidad es, dependiendo del tipo de empresa en la que se vaya a analizar:

La idea detrás del retorno de la inversión (ROI) es medir la rentabilidad de una empresa

En empresas de servicios

Realizar el cálculo de la rentabilidad económica o el punto de beneficio de una empresa es bastante sencillo ya que, simplemente, cada empresa debe saber qué gastos en el mes debe generar, es decir, recibos del agua, la luz, internet, gas, telefonía, pago de alguna administración, permiso o licencias, entre otros, luego sumarlos y saber que la empresa en cuestión debe ganar, como mínimo, la cantidad de dinero que mensualmente se debe pagar para su mantenimiento. Este sería el punto de equilibrio o rentabilidad económica y una vez que en el mes se logre esa meta todo lo que vendrá luego serán ganancias, así de sencillo.  

En empresas comerciales o de fabricación

Para realizar el cálculo de la rentabilidad económica o el punto de beneficio de una empresa se deben tomar en cuenta dos puntos importantes: en primer lugar se deben saber los gastos fijos, es decir, los que se sabe de antemano que se deben pagar, como alquileres de algún local, los sueldos de los empleados, algunos recibos básicos, entre otras cosas y según cada empresa. Los gastos variables serán todos aquellos que tengan que ver con la fabricación de los productos o sus envíos, entre otros: cuanto más crezca la empresa, más fabricación y envíos se deben hacer y más dinero se debe pagar. Por ello, se les denomina gastos variables y el punto muerto se saca una vez se obtengan todas las variables, se paguen los gastos fijos y se inviertan en los gastos variables: ahí comenzarán las ganancias monetarias.  

Ventajas del punto muerto

Existe una gran variedad de ventajas al obtener el punto muerto de cada empresa, pero en este momento se nombran las tres ventajas principales: la primera es que otorga información valiosa sobre los riesgos derivados de las variaciones en los volúmenes de producción; también genera una visualización más específica de los efectos del aumento de los costes fijos y finalmente es conveniente para determinar el cambio en los beneficios ante los cambios de precios y costes.

Limitaciones del punto muerto

Aunque el punto muerto trae consigo gran variedad de limitaciones, en este momento presentaremos las más básicas o importantes, entre las cuales encontramos la producción y ventas, que no suelen ser procesos simultáneos; en el caso del volumen de productos vendidos no son independientes del precio de venta, también hablando de los costes variables surgidos en el entorno de la plena capacidad puede variar más que proporcionalmente el incremento de producción. Si la gama de producción considerada es extensa, los costes fijos pueden no permanecer constantes y aumentar en producciones diversificadas. Además, el punto de equilibrio puede fluctuar por variados y diversos motivos y finalmente en el análisis tradicional no se tienen en cuenta ni el riesgo ni la incertidumbre al realizar estimaciones futuras, tomando en cuenta que este análisis sólo es válido para el corto plazo.

Fórmula para calcular el umbral de rentabilidad

Umbral de Rentabilidad  = Coste Fijo Total / Margen de Contribución

 

Donde Margen de Contribución  = Precio de Venta – Coste Variable

Los costes variables dependen de la producción

 

La fórmula que acabamos de mostrar para calcular el umbral de rentabilidad es, en realidad, la automatización de lo nombrado anteriormente: lo ideal es que esta fórmula forme parte de las cuentas de cada mes de las empresas, ya sean de servicios o comerciales y de fabricación con la finalidad de ir llevando un control de las ganancias y demás ventajas nombradas anteriormente. El ideal de esta fórmula es que cada empresa pueda adaptarla a sus necesidades y a sus interrogantes.

Gastos fijos

Como se había mencionado anteriormente existen gastos a tener en cuenta a la hora de generar la rentabilidad económica en una empresa, en específico si esta es una empresa comercial o de fabricación, ya que necesitan evaluar los gastos fijos: estos son todos los gastos que genera una empresa para existir y para mantenerse en vigencia, gastos como los alquileres, sueldos del personal, seguridad social, teléfono y luz, entre otras. Estos son los gastos que se deben pagar mensualmente.

Gastos variables

Como se había mencionado anteriormente existen gastos a tener en cuenta a la hora de generar la rentabilidad económica en una empresa, en específico si esta es una empresa comercial o de fabricación ya que necesitan evaluar los gastos variables. Estos son los precios de compra o de producción de la mercancía a vender y son fluctuantes ya que, dependiendo de las ventas de cada mes, surgen los gastos de su fabricación y distribución, entre otros. Por ello, estos gastos no se pueden saber con exactitud sino que se debe de esperar cada mes para identificar cuánto variaron.

Umbral de rentabilidad

Margen sobre las ventas

Es la proporción que supone el beneficio bruto sobre el precio de venta, siendo el beneficio bruto el precio de venta menos el de compra. Una vez se tenga ese valor hay que dividir los gastos fijos entre el margen sobre ventas y la cantidad resultante es el umbral de rentabilidad.

Es muy beneficioso familiarizarse con estas fórmulas para mantener un control constante sobre el negocio y evitar cometer errores.

¿Por qué es importante calcular el punto muerto?

Una de las preguntas más relevantes es encontrar la importancia de calcular el punto muerto entre la contabilidad de cada empresa en cuestión. Obtener esta información puede generar cambios de pensamiento más acordes a los movimientos de cada una de las empresas en cuestión y permite visualizar a corto o medio plazo los movimientos de las mismas para estar preparados de prevenir cualquier eventualidad que los números van arrojando pero que por desconocimiento no muchas personas saben obtener.

También brinda información relevante sobre cómo se puede ir encaminando la empresa en cuestión a descuentos o si hay equilibrio entre todas las variables, entre otros. Sencillamente son datos fundamentales a la hora de manejar la una empresa y ayuda a conocer y controlar la viabilidad de la misma.

 

 

 

 

 

Comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *